Cosmética Holística

La cosmética holística busca el equilibrio entre el interior y el exterior a través de los regalos que nos brinda la naturaleza.

El estado emocional está relacionado con nuestro aspecto, es por este motivo, que este tipo de cosmética, al contrario que la cosmética tradicional, está vinculada directamente al bienestar de la persona y el cuidado, más allá de la imagen y la superficialidad que no alcanza a cubrir todas nuestras necesidades, dejando a un lado principios sintéticos y artificiales, para poder unirse en perfecta comunión cuerpo, mente y espíritu.

La holística traduce la belleza de una piel sana, al hecho de cuidarnos desde dentro, ya sea mediante la nutrición, terapias energéticas, cosmética ecológica, u otras disciplinas, generando un bienestar que se refleja en un buen estado físico y un buen estado emocional y energético.

La cosmética holística emplea diferentes técnicas, como la aromaterapia (a través de los aceites esenciales), la gemoterapia (a través de la vibración de gemas y minerales), la fitoterapia (a través de las plantas medicinales), el ayurveda (a través de las plantas ayurvédicas).

Utilizando siempre productos naturales y adaptándolos a las necesidades de cada persona, buscando el equilibrio y la armonía de los estados de ánimo, a través de los tres sentidos fundamentales: el olfato, la vista y el tacto (la piel), para llegar directamente a nuestra mente, desbloqueando y liberando determinados sentimientos y miedos.

Haciendo que nuestra energía fluya de manera correcta, y disminuyendo el estrés, el cual acelera el envejecimiento de nuestra piel.